Pavo relleno rustido


     En estas fechas navideñas, nuestras mesas se visten de gala para comer en familia. Uno de los "invitados" habituales es el señor pavo porque ya se sabe lo que dice el refranero: A CADA PAVO LE LLEGA SU NOCHEBUENA.

     Como curiosidad, diré que el pavo de Nochebuena tuvo su origen en México en el S. XVI. Los aztecas se lo habían hecho probar al conquistador Hernán Cortés, a quien le agradó y lo llevó a España. En México lo llamaban guajalote.




INGREDIENTES:
  • 1 pavo pequeño de unos 3,5 kg. aproximadamente
  • 500 grs. de carne picada (pavo o pollo)
  • 50 grs. de tocino
  • 1 huevo cocido
  • 2 cucharadas (soperas) de piñones tostados
  • 100 grs. de ciruelas pasas
  • 1 dl. de vino de Jerez
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
  • Una cebolla
  • 1 pimiento morrón
  • 2 huevos (uno de ellos cocido)
  • 80 grs. de aceitunas negras y verdes
  • 25 grs. de alcaparras
  • 3 dientes de ajo
  • 1,5 l. de agua
  • Perejil
  • 1 dl. de aceite de oliva

 PREPARACIÓN:

     Procedemos a deshuesar el ave practicándole un corte con una puntilla bien afilada a lo largo de toda la columna vertebral y vamos rozando toda la carcasa hasta sacarla; también deshuesamos los muslos y parte de las alas.

     Picamos en trocitos pequeños los ajos, el pimiento morrón, el perejil, el huevo cocido y el tocino. Todo esto lo mezclamos en una ensaladera con la carne picada, los piñones, las especias, la sal, las aceitunas, las alacaparras, el vino y el huevo batido.

     Introducimos este relleno en el interior del pavo, lo cosemos y lo bridamos, (atarlo con hilo bramante para que guarde la forma original).

     Rociamos el pavo con aceite de oliva y le espolvoreamos un poco de sal. Lo colocamos en una bandeja de horno y le ponemos alrededor la cebolla troceada y el agua. Tapamos el recipiente con papel de aluminio y lo horneamos durante una hora y cuarto a 170 º C.

     Después lo sacamos y volvemos a regar, pero con su propio jugo. Le añadimos un poco más de agua si es necesario y también las ciruelas pasas deshuesadas por toda la superficie.

     Metemos otra hora en el horno, ya destapado, y le damos la vuelta para que se dore por todos los lados.

     Lo servimos cortado en rodajas con su salsa y las ciruelas pasas adornando el plato.

 
 


2 COMENTARIOS :

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por la atención prestada a esta página y por vuestros comentarios.

Nuestra comunidad

Lo más visitado