Verdinas con almejas

  
     No hace mucho tiempo que elaboré unas fabes con almejas que pueden parecerse al plato que presento hoy pero os puedo asegurar de hay bastantes diferencias y os invito a que las descubráis.

     En el mes de diciembre estuve en Segovia y me llamó la atención, entre muchas otras cosas bonitas de la ciudad, una legumbre de venta en el mercado llamada "verdina" y que yo nunca había visto antes por Almería ni sabía de su existencia... 

     La "Faba Verdina" es una alubia seca cuya producción parece iniciarse en el municipio de Llanes, más concretamente en el valle de Ardisana. De fácil aclimatación a zonas costeras, el municipio occidental de Valdés (Luarca) es también uno de sus principales productores en la actualidad.


      Es una legumbre de recolección temprana y secada en condiciones especiales de oscuridad y ventilación.  Su grano es liso, de color verde claro, uniforme, muy pequeño en comparación con otras alubias arriñonadas (de entre 10/15 mm. de longitud).

     Como todas las alubias, la Faba Verdina precisa de un remojado previo a su cocción de en torno a 12 horas. Hacen perfecto maridaje con pescados y caza, pero es tal vez con el marisco con lo que podremos apreciar más su finura al paladar. Personalmente las he preparado con almejas y quedan deliciosas, os animo a que las probéis...


  INGREDIENTES:
  • 400 gr de verdinas
  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • 1 tomate
  • 2 zanahorias
  • Agua
  • Sal
  • 400 gr de almejas
  • Aceite de oliva
  • 1 diente de ajo 
  • Perejil
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 2 cayenas
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Caldo de cocer las verdinas
 PREPARACIÓN:

     Dejamos las verdinas en remojo, la noche anterior a su preparación, con abundante agua fría.

     Las ponemos a cocer en la olla cubiertas de agua fría a la que añadiremos la cebolla partida por la mitad, el tomate, el ajo machacado y las zanahorias. El tiempo de cocción dependerá de la olla o método que utilicemos. Si es en una olla a presión, el tiempo será el mismo que para unas habichuelas blancas pero si las vamos a cocer del modo tradicional, tardarán en cocer, más o menos, una hora y media, todo dependerá de cuándo veamos que ya están tiernas.

     Mientras se guisan las verdinas, vamos preparando las almejas con la salsa que acompañará el plato. Para ello, primeramente habremos tenido a las almejas sumergidas en agua fresca con sal para que suelten toda la arena (yo las dejo unos 30 minutos). Luego las aclaramos bien debajo del chorro de agua fría y nos aseguramos de retirar todas las rotas o abiertas.

     En una cazuela se pone el aceite de oliva y sofreímos el diente de ajo picadito fino. Cuando empieza a tomar color, se añade cucharada de harina y se le da una vueltas por la sartén para que se tueste un poco.

     Añadimos el perejil cortado finito, el pimentón, las cayenas y el vino, Se pone a fuego suave y dejamos que espese un poco con la harina. Echamos las almejas y dejamos que se vayan abriendo con la cazuela tapada.

     Sacamos las verdinas de la olla, sin las verduras ni caldo, y las juntamos con las almejas y la salsita picante. Vamos añadiendo el caldo de cocerlas (previamente colado) hasta que estén a nuestro gusto de espesas o trabadas. Es importante hacer la mezcla suavemente para que no se rompan las verdinas. Si queremos añadirle la verdura de la cocción, podemos triturarla con el caldo y echarlo en la cazuela.

16 COMENTARIOS :

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Publicar un comentario

Gracias por la atención prestada a esta página y por vuestros comentarios.

Lo más visitado