Pipirrana

     Las comidas veraniegas se caracterizan por su ligereza y frescura, el calor hace que nuestro cuerpo reclame una alimentación que palie los efectos de las altas temperaturas y con unas digestiones menos pesadas.

     Así nos encontramos con platos como la rica pipirrana o un buen tazón de salmorejo. Sobre el salmorejo no os voy a hablar hoy porque ya os puse la receta en otra entrada pero de la pipirrana os diré que es una “ensalada-primer plato” muy rica y refrescante que viene muy bien en cualquier mesa acompañando a una carne, pescaito, tortilla de patatas… o lo que más deseéis.


 INGREDIENTES:
  • Tomates de ensalada.
  • Aceitunas negras partidas (coquillos).
  • Cebolla.
  • Atún en aceite.
  • Pimiento verde.
  • Huevo.
  • Aceite de oliva.
  • Vinagre.
  • Sal.
     No os pongo las cantidades porque todo dependerá de cuantos comensales tengáis para comer pero yo siempre hago una buena cantidad porque al día siguiente sigue estando estupenda si la guardáis bien tapada.

 PREPARACIÓN:

     Cocer los huevos en abundante agua con sal durante 10 minutos a partir de que el agua comience a hervir. Retirar del fuego y refrescar con agua fría.

     Lavar los tomates y los pimientos, secarlos después con un paño y quitarles el pedúnculo y las pepitas a los pimientos.

     Picar la cebolla, tomate, pimientos y huevos en trozos pequeños. Añadir el atún y las aceitunas. Mezclar, sazonar y regar con buen aceite y un poquito de vinagre.

     Removemos bien el conjunto y refrigeramos durante un par de horas, antes de servir. 

     ¡Listo y rico, rico!

32 COMENTARIOS :

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Publicar un comentario

Gracias por la atención prestada a esta página y por vuestros comentarios.

Lo más visitado